Lo último, ¡zamparse un poke!

Por el

Dónde, cómo y por qué se creó el poke no obtendríamos más respuesta que un ‘puede’ , ‘es posible que…’, ‘parece ser…’ Lo que sí sabemos es que este plato emblemático en la isla de Hawái ha llegado a nuestro país como el salvavidas dietético para el verano que ya se nos echa encima.

El término poke (pronunciado “POH-keh”) signica ‘cortar transversalmente en trozos’ Se cuenta que el platillo era un bocado humilde, popular, elaborado con trozos de pescado sin más. Pero con la vida, las conquistas y demás debatares de la historia, el poke fue evolucionando a la par que las culturas de otros mundos se iban asentando en aquellas tierras.

De este modo, a esos trozos de pescado se le unión el arroz cocido; al arroz cocido se le comenzó a añadir tomate, cebolla, salsas, frutas… vamos que la cosa pasó de ser un bocado de pobres a un manjar de ricos y en un emblema del país.

Se podría decir que la revolusión del Poke y su lanzamiento al mundo fue en los años 80 cuando esa manera de comer llegó a California donde se convirtió en una moda, una nueva forma de comer sano y ligero. Aquí surgió la creatividad del poke y pronto comenzaron a añadirse ingredientes que nos transladaban a la india tradicional o al méxico más salvaje. ¡Ah todo es posible en América!

Y ahora, en pleno siglo XXI, España coge el relevo de una moda que ya está empujando a los empresarios a abrir establecimientos especializados; nuestra librería comienza a recibir varios ejemplares con recetas de los más creativas para hacerlas en casa; las revistas de tendencias ya han subrayado el poke como el plato healthy para mantener el tipo en verano’ ; y el equipo de cocina de A PUNTO acaba de lanzar el primer curso de Poke.

Cuando en cocina nos hemos puesto a investigar y saborear los poke hemos recordado que algo parecido a este plato nos lo mostró hace tres años nuestra cocinera Yuki Kobayashi. En aquel entonces nos contó que quería impartir en nuestra escuela una serie de cursos en los que los españoles pudieran entender qué se come realmente en las casas japonesas: un bol con pescado crudo aliñado con alguna salsa agridulce o de soja. Esto es el Don. Esto nos ha hecho pensar que este platillo hawaiano realmente es un influencia de japonesa.

Nuestra profesora Yuki Kobayashi nos enseña a hacer el tradicional Don

Realmente hay tantos poke como nuestra imaginación nos regale,pero si queréis ser unos clásicos apuntaros al de atún; si queréis ser más modernos, hay que probar el poke con algas crujientes, frutos secos y salsa picante; si nos sentimos enamorados del mar, nada como el poke con salmón, marisco, pulpo… Ah, y si queréis ser muy originales nada como sustituir el arroz por quinoa, edamame, arroz salvaje

¿Qué tiene que tener sí o sí un poke bowl?

  • Lo primero arroz blanco. Cocido sin más. Es cierto que al unirlo al resto de los ingredientes macerados le daremos un punto agridulce muy peculiar. Lo dicho, además de arroz hay quien le añade quinoa, cous cous, edamame… vamos ¡imaginación al poder!
  • Pescado de temporada crudo. Cuando se piensa que se inventó este plato se dice que lo comían los pescadores hawaianos con el pescado del día que limpiaban, quitaban la piel y lo troceaban sin más. Incluso, en aquel inicio ni siquiera había arroz de base, es decir, que era un sashimi sostenible.
  • Verduras de temporada. Suelen cortarse con formas diversas y siempre aparecen en crudo. Conseguimos con ello crujiente, colorido y sabor.
  • Sus aliños. La soja, los zumos de limas con semillas de sésamo y en muchas ocasiones se le añade algas.


Deja el primer comentario.

Deja un comentario