Empanada abierta de sardina

Por el

¿Quién fue el genio o genia al que en su día se le ocurrió meter entre masas un pescado o un poco de verdura o carne

Es dificil adivinar el origen de la primera empanada o empanadilla pero lo que sí es cierto es que vayamos a donde vayamos nos encontraremos algún platillo característico parecido a nuestra empanada gallega. Tanto griegos como persas trabajaban la masa filo para hacer bocados rellenos.

En España se cree que heredaron la receta de los árabes. Se sabe que estos las preparaban con carne de cordero, muy especiadas, y las cocinaban en puestecillos callejeros bajo el nombre de “esfigha” y “fatay”.

Esta es una vuelta de tuerca a la tradicional empanada gallega rellenad e sardinas. Una receta para disfrutar durante un cátering o picoteo entre horas.

INGREDIENTES

600 gr harina de fuerza

40 gr levadura fresca

200 ml agua

170 ml aceite

10 gr sal

Cebolla muy picada

Pimiento de padrón

Sardina

Aceite de girasol

Vinagre

ELABORACIÓN

Paso 1. Hacer un sofrito de cebolla. Es importante que esté picado todo muy pequeñito y uniforme ya que el plato irá abierto y se verán los cortes. Pondremos una sartén al fuego junto con un poco de aceite y poco a poco pecharemos la cebolla hasta que esté blandita. Si queremos acerar el proceso podremos añadirle un poco de sal. Una vez listo escurrimos bien del aceite y reservamos cada cosa por su lado.

Paso 2. Elaborar la masa: empezaremos deshaciendo la levadura con la harina. Luego hacemos un volcán en medio de la harina y pondremos el aceite de haber sofrito la cebolla y los pimientos, si no llega a la cantidad necesaria añadimos un poco más. Empezaremos a amasar poco a poco y una vez que esté todo mezclado podemos incorporar la sal. Seguimos removiendo y vamos a ir añadiendo el agua poco a poco, hasta obtener una masa uniforme, lisa y elástica. A veces nos sobra o nos hace falta un poco más de agua ya que dependerá de la cantidad de salvado que contenga la harina. Una vez hecha la dejamos reposar tapada.

Paso 3. Ahora vamos con la sardina, para ello pondremos en una bandeja de horno

Paso 4. Hacemos una vinagreta de aceite de girasol, vinagre y sal fina. Recordemos que las vinagretas se hacen tomando 3 partes de materia grasa por 1 de ácido. Por supuesto, si nos gustan un poco más ácida podemos incorporarle más cantidad de vinagre.

Paso 5. Bien, ahora que ya tenemos la vinagreta vamos a poner los lomos bien limpios, previamente pasados por la vinagreta, en la bandeja y los introducimos en el horno precalentado a 80oC durante seis minutos o a 100oC durante 4 minutos.

Paso 6. Vamos a elaborar la masa, Para ello hacemos rectángulos muy finos de masa y los freímos por ambos lados hasta que queden dorados y crujientes. Aprovechamos que tenemos el aceite caliente y freímos los pimientos de padrón. Reservamos.

Paso 7. Ya podemos montar el plato. Montamos un timbal con la masa, encima la cebolla, tres pimientos de padrón frito y para terminar un lomo de sardina. Podemos decorar con unas flores, para darle color, y un poco de cebollino rizado.

Deja el primer comentario.

Deja un comentario