Arroz chino tres delicias

Por el

200 gr de arroz bomba

1 zanahoria

80 gr de guisante muy fino

120 gr de jamón cocido

120 gr de gambas

2 huevos

2 cucharadas de salsa de soja

Perejil

Aceite de oliva virgen extra

 Sal

Si le preguntas a un asiático cuál sería ese alimento sin el cual podrían vivir, seguramente diría que el arroz. 

El arroz, la piedra angular de muchos platos asiáticos, es una capa insípida sobre la que se pueden desplegar manjares para suavizar su sabor.

El arroz es sabroso y, sin embargo, neutro. Absorbe las salsas y se puede comer con palillos igual de bien que con el tenedor. Dado que los platos con los que se sirve son la mayoría de las veces aromáticos, los asiáticos renuncian a la sal en la cocción. Pero una pizca en el agua nunca hace daño.

El arroz y sus diversas combinaciones, ha sido elaborado por los chinos desde hace más de 4.000 años. Ha pasado por procesos, variaciones, abundancia y escacez. Sin embargo, en efecto y tradición, sigue siendo la mejor referencia de todo un continente.

 

Para la elaboración del Arroz chino tres delicias:

 

Ponemos agua a cocer en una cazuela y le echamos sal.

Le añadimos el arroz y lo dejamos cocer.

En una sartén cocinamos las verduras. Primero la zanahoria cortada en daditos. Al minuto se echan los guisantes. Seguidamente el jamón de york cortado en tiras.

Añadir las gambas y saltearlas. Reservar el conjunto. 

En una sartén con un chorrito de AOVE echar el arroz cocido y escurrido y rehogar sin parar de remover. 

Añadir los dos huevos y seguir removiendo hasta que se cuajen y se integren bien con el arroz. 

Añadir la zanahoria, los guisantes, el jamón cocido cortado en trocitos y las gambas.

Incorporar la salsa de soja y mezclar bien y acabar con un poco de perejil.