Receta de risotto de limón y berenjenas

Por el

2 Berenjenas

2 chalotas

2 dientes de ajo

200 gr arroz cannarolli

100 ml vino blanco

1 l caldo de verduras

1 limón

30 gr mantequilla

70 gr parmesano

hojas de albahaca

aceite virgen

pimienta

sal

ELABORACIÓN 

Si ya tenemos las berenjenas limpias vamos a ponerlas a asar. Con ayuda de una brocha las pintamos de una en una para que no tengan exceso de aceite. Las colocamos en una bandeja de horno y las salamos. Introducimos en el horno y asamos durante 15 o 20 minutos a 180ºC. 

Ahora vamos a picar las chalotas y empezar a sofreírlas en un poquito de aceite. Cuando estén, las reservamos. 

Si ya tenemos las berenjenas asadas, vamos a cortar una en dados, no muy pequeños y con la piel, y freírlos en un cazo con abundante aceite. Una vez fritos los reservamos. 

La otra berenjena la vamos a abrir a la mitad y aprovechar toda la pulpa con ayuda de una cuchara. Lo que no necesitamos es la piel. 

Bien, ahora que ya tenemos casi toda la “mice en place” elaborada, vamos a seguir haciendo el risotto.

Empezaremos poniendo al fuego a que se caliente el caldo de verduras y también calentaremos, con cuidado de que no se agarre la mantequilla con la chalota. 

Añadimos el arroz a la cazuela con la mantequilla y lo nacaramos. Eso quiere decir que vamos a cerrar los poros del grano para que no suelte todo el almidón de golpe. 

Ahora vamos a subirle el fuego a casi máxima potencia, pero vigilando de que no se queme. Incorporamos el vino y bajamos el fuego, dejamos que se evapore el alcohol y sin dejar de remover y a fuego lento dejamos que el arroz absorba toda la humedad del vino. 

Poco a poco, iremos incorporando el caldo al arroz. Con poco a poco queremos decir que mientras que el arroz no haya absorbido todo el caldo que hemos puesto no podemos incorporarle más cantidad de caldo, así hasta tener el punto. También es importante no dejar de remover.

Cuando esté, añadimos el puré de berenjenas, damos unas vueltas para integrar toda la mezcla y añadimos un poco de parmesano rallado. Seguimos removiendo  hasta obtener la textura y servimos en cada plato. Rallamos un poco de la piel del limón encima de cada plato, decoramos con los chips de berenjena y comemos inmediatamente.

receta de risotto de limón y berenjenas


SI QUIERES APRENDER MÁS SOBRE RISOTTOS: