Brick de huevo

Por el

El brick de huevo, o brick à l’oeuf,  probablemente sea una de los platos más consumidos en las calles de Túnez, ya que suele tomarse como aperitivo o entrante.

Es nutritivo, sabroso y fácil de cócinar, ¡la única complicación será no derramar ni una sola gota!!

Aquí va una receta ‘A Punto’ para apuntarnos a la moda de comer rico e internacional:

BRICK DE HUEVO TUNECINO

Ingredientes

8 láminas de pasta brick

4 huevos

2 patatas

Sal

Pimienta negra

Aceite de oliva virgen

Ramitas de perejil fresco

Pimentón dulce (opcional para decorar)

ELABORACIÓN

Cubrir las tajadas de bacalao con 1 dl de aceite de oliva, al que Picar finamente la cebolla, las alcaparras y el perejil.

En una sartén sofreír la cebolla y el perejil con un chorrito de aceite de oliva. Reservar.

Cocer las patatas. Dejar enfriar. Quitarle la piel a las patatas, machacarlas y añadirlas a la mezcla de cebolla y perejil. Añadirle también las alcaparras picadas.

Extender la masa brick y cortar con ayuda de unas tijeras o unos cortadores de pasta. Puedes darle forma redonda, de rollito o de media luna, al gusto.

En cada masa poner unas cucharadas del relleno y hacer un hoyo en el centro.

En un bol romper el huevo y con mucho cuidado añadírselo en el centro de cada brick.

Sellar las hojas de brick: para ello mojar un poco con agua.

Freír los brick en una sartén con abundante aceite de oliva durante 2 o 3 minutos por cada lado hasta que esté bien doradito. Ve friendo de uno en uno, para que el aceite no se enfríe… y a medida que se doren, sacarlos a un papel absorbente para retirar el exceso de grasa.

Emplatar. En muchas casas tunecinas se espolvorea pimentón dulce por encima.

Si quieres saber más… No te pierdas el curso de Cocina Árabe, mañana sábado 13 de abril

Deja el primer comentario.

Deja un comentario