Chueca, nuestro barrio y nuestro orgullo

Por el

Chueca es el barrio de la diversidad. Sus calles destilan tolerancia, respeto y libertad. Desde hace años es la zona de referencia de la comunidad LGTB en Madrid, y su fama ha trascendido, siendo ya conocida en toda Europa y más allá, y visitada cada año por miles de turistas que vienen a celebrar el Orgullo. Y para los que trabajamos en A PUNTO, que como ya sabéis se encuentra en pleno meollo, Chueca es nuestro barrio y también nuestro orgullo

Los años 20

Pero Chueca no siempre fue el barrio libre, vivo y multicolor que es hoy. En los años 20, Madrid trataba de cambiar su imagen a otra más cosmopolita, en la línea marcada por Londres o París. El barrio se llenó de casas de moda y visitantes elegantes por el día, mientras que por las noches era lugar de encuentro clandestino para homosexuales, como ocurría enotras grandes ciudades europeas

Llegan los años 70 

Pero poco a poco Chueca se fue degradando. Llegaron los años 70, y a pesar de estar situado estratégicamente tan cerca de la Gran Vía, se fue convirtiendo en una zona degradada y conflictiva, castigada por la droga y abandonada por las administraciones. Era un barrio triste y sucio. 

Pasan los años y, ante la baja demanda y los precios bajos, muchos locales comerciales fueron vendidos, lo que favoreció que se abrieran otros para nuevos usos. Y aquí comienza Chueca a cambiar hasta convertirse en el barrio que es ahora

Con la llegada de los 80, Chueca comienza a cambiar radicalmente 

Llega la década de 1980. Comienzan a abrirse nuevos locales destinados al público LGBT de Madrid: Cafés, saunas, agencias de viajes, sexshops, asesorías, bares, pubs nocturnos, clínicas, restaurantes modernos, tiendas de ropa, librerías, inmobiliarias… Y aquel barrio marginal comenzó a emerger, hasta alcanzar el carácter cosmopolita y a la vez castizo en el que se ha convertido nuestro barrio. 

Chueca a día de hoy

En el barrio de Chueca conviven hoy personas mayores que comparten espacios públicos con jóvenes, no sólo del colectivo homosexual sino de las más diversas tendencias e ideologías. 

Chueca es un ejemplo de transformación de la ciudad, que nace de la iniciativa popular. Fue un colectivo marginado el que hizo que un barrio pobre y deteriorado se convirtiese en uno de los máximos referentes culturales y uno de los grandes focos económicos del centro de Madrid.

Un barrio libre, colorido, vivo y diverso. Libre y respetuoso

Por todo ello, Chueca es nuestro barrio y nuestro orgullo. Llevamos diez años con nuestra Escuela de Cocina y nuestra libería gastronómica. Ahora hemos incorporado vinos y utensilios de cocina. Estamos muy orgullos@s de estar aquí. 

Y como lo nuestro es comer y beber ¡qué se le va a hacer! pues aquí os dejamos nuestra Guía de Chueca para Comer y Beber más que bien. Descargárosla y disfrutad de nuestro barrio.

Deja el primer comentario.

Deja un comentario