Finger Food

Comer con las manos

¿Sabes que cada vez que te comes unas alitas de pollo o un bocata estás siguiendo sin saberlo la tendencia finger food? “¿Y eso qué es?”, puede que te preguntes, abriendo la mano por la sorpresa y dejando caer unas deliciosas arepas de carne. “Pues esto”, respondemos cazando las arepas al vuelo antes de que se produzca un desastre; “y esto”, y señalamos una hamburguesa con queso y bacón; “y también esto” y nos llevamos unos mejillones con rico picadillo de pimientos y cebolla a la boca. El finger food no es sino el comer con las manos de toda la vida. “¿Y eso es una tendencia? ¡Eso se hace desde siempre!” replicas con enfado, porque también nos hemos comido tus arepas.

Y tienes razón. Comer con las manos es algo que formó parte del día a día del ser humano desde sus orígenes hasta hace poco más de dos siglos. Interponer instrumentos entre las personas y su comida empezó a considerarse como un signo de modernidad, de evolución y de distinción entre clases sociales. El cubierto o la barbarie. Sin embargo, todas las culturas han conservado, en mayor o menor medida, el hábito de comer con los dedos aunque sólo sean algunos alimentos. Y es que, ¿qué placer habría en comer una pizza con cuchillo y tenedor? ¿Y qué sería del regocijo glotón de una mariscada si hubiera que hacer melindres constantemente con una pala de pescado y unas pinzas?

Mini verduritas
Mini verduritas

FINGER HAUTE CUISINE

Sin embargo, el finger food como tendencia gastronómica va más allá. La alta cocina bulle de proyectos que buscan concentrar el sabor de grandes platos en miniaturas que puedan cogerse con los dedos y degustarse de un solo bocado. La evolución estética y culinaria de la tapa o el pintxo. Coger las depuradas técnicas desarrolladas durante años y condensarlas en pequeñas piezas que satisfagan el ojo y el paladar tanto o más que el original. Eso es el finger food en la alta cocina; un concepto que encaja perfectamente en cáterin, eventos o menús degustación de grandes restaurantes. Incluye pequeños bocados que se puedan tomar con los dedos, preparaciones en cucharas de degustación y mini-raciones en vasitos o boles reducidos.

Esta “vuelta a los orígenes” que implica despojar a la alta cocina de cierto halo de seriedad, etiqueta y tradición fue iniciada por Ferrán Adriá en ElBulli, revolucionando la manera de emplatar, la manera de servir y la manera de comer en los Estrella Michelín. Revistió de desenfado el proceso mientras que el producto, la creación, resultaba aún más trabajado y sofisticado.  Actualmente, podemos encontrar este legado en prácticamente todos los restaurantes de referencia en la gastronomía española.

Pizza de alga nori con tartar de salmón
Pizza de alga nori con tartar de salmón

MANOS A LA OBRA

La creatividad y la imaginación son claves a la hora de idear y elaborar alta cocina en miniatura. Ejecutar la técnica a pequeña escala tiene sus secretos. El emplatado para el finger food debe ser estudiado al milímetro para que resulte cómodo, práctico y limpio. Y, por supuesto, el resultado debe ser estéticamente impecable. El finger food obedece a la cocina tanto como al diseño.

La escuela de cocina A Punto ofrece cursos dirigidos a profesionales de la hostelería para iniciarlos en el finger food y la cocina en miniatura. Saber elaborar estas delicadas preparaciones te garantiza poder vestir de gala un evento a base de pequeños y cuidados pedazos de buena gastronomía.

El día 27 de mayo a las 11:30 impartimos el Curso de Alta Cocina en Miniatura.

El día 31 de mayo a las 10:00 celebramos nuestro Curso Para Profesionales: Finger Food de Autor.

El día 20 de junio a las 19:30 tiene lugar otra edición diferente de Alta Cocina en Miniatura.

Aquí vas a encontrar técnica, ingenio, información, saber hacer… y, además, bao de panceta ibérica, finger panko, mochi de queso con esencia de trufa negra, royal de foie gras y maracuyá, pizza nori y okonomiyaki burger. Incluso unas bellas mini-arepas para recompensarte por las del principio. ¿Ves?, no ha sido un mal intercambio. ¡Oye, deja algún bao para mí!

0 comentarios en “Comer con las manosAñade el tuyo →

Deja un comentario