Curso Intensivo

Consecuencias de hacer un curso de cocina

Nuestro taller más completo y variado sobre la cocina de siempre vuelve a celebrarse y sus alumnos ya están desempolvando sus delantales (en realidad, no: ¡los delantales los damos aquí!).

Quedan muy poquitas plazas para el Curso Intensivo de Cocina Tradicional Nivel I  cuyo objetivo es enseñar técnicas, recetas y profundizar en el producto y las diferentes gastronomías regionales. Aprender a cocinar en condiciones, vamos. Pero, ¿quién querría hacerlo? Ufff, qué pereza, con la cantidad de consecuencias que tiene hacer un curso de cocina:

La primera y obvia: tus platos estarán muy ricos

Podrás preparar buena comida tanto para ti como para tu familia como para una reunión numerosa. Y los asistentes quedarán encantados (y, si tienes alguna pifia, se mostrarán muy comprensivos). Lo que lleva a:

Te saldrán amigos de debajo de las piedras

Todos querrán que les invites a cenar a casa o que lleves picoteo a un encuentro. Esto, a primera vista, puede parecer un poco injusto; pero piensa que habrás disfrutado haciendo algo y que más adelante tú podrás pedirles cualquier cosa y, como te deben un favor, no podrán negarse. Tienes la sartén por el mango, literalmente.

Tu dieta mejorará

Cocinar comida casera reduce la carga de ingredientes procesados y poco saludables que contienen los alimentos precocinados. Además, vas a controlar la cantidad de grasa y azúcar que utilizas y vas a saber cómo preparar los productos de la manera más saludable posible sin perder sabor.

Ahorrarás dinero

Cocinar en casa supone tiempo y esfuerzo, pero la inversión económica es sustancialmente menor que si compras productos en bolsitas infladas. Al cabo de un tiempo, lo notarás en tu bolsillo.

No se te resistirá ninguna receta

Dominando las técnicas tradicionales podrás hacer frente a cualquier reto culinario que se te presente. ¿Cocido para ocho? Adelante. ¿Carpaccio de marisco? Sin problemas. ¿Pan casero? Ponme dos.

Ligarás más

A la gente también se la seduce por el estómago, sin distinción de sexos, y es una cualidad muy apreciada en una pareja. De hecho, si después de una noche pasional te lías el delantal a la cintura y preparas unos buenos huevos revueltos o un porridge con frutos rojos, esto es la declaración de amor sin palabras más solemne que se ha visto nunca.

Conectarás con tu tierra

El recetario tradicional está formado por las gastronomías de muchas regiones que han compartido sus técnicas y productos mientras conservaban sus raíces. Conocerlo es conocer una parte de tu propia historia y, por supuesto, antojarte de los platos típicos de sitios que puedes visitar sin problemas.

¡Y te lo pasarás muy bien!

Cocinar es divertido y placentero para todos los sentidos. Hay tareas que pueden ser más monótonas y liosas, como picar o desgranar, pero aprender a hacerlas bien te permite fundírtelas enseguida y concentrarte en lo bueno.

¿Hace falta algo más para decidirse a afilar los cuchillos? Pues por si acaso: cada clase irá acompañada de una cata que armonizará los platos realizados con vinos cuidadosamente escogidos. Conocimientos, cena y vinito sólo en A Punto a partir del lunes 25 de septiembre a las 19:30 en nuestro Curso Intensivo de Cocina Tradicional Nivel I.

¿Te lo vas a perder?

0 comentarios en “Consecuencias de hacer un curso de cocinaAñade el tuyo →

Deja un comentario