Repostería francesa: Macarons

Si desmerecer a nadie, y menos a los pasteleros y reposteros españoles que viven un momento dorado en la gastronomía dulce, la repostería francesa ha sido desde siempre un espejo donde mirarse. Origen de innumerables recetas de nombres que no necesitan traducción: el París-Brest, los eclairs, los financiers, el Saint-Honoré, la tarta tatin o los macarons entre otros forman parte de la cultura pastelera de, casi, cualquier cocina. Nosotros somos unos enamorados de los macarons, esos pequeños bocados elegantes y sencillos de innumerables sabores y elaborados “simplemente” con clara de huevo, almendra molida, azúcar glas y azúcar. ¿Quieres aprender a prepararlos? ¡Venga vamos a ello!

Macarrons caseros

Ingredientes:

Claras de huevo 4 o 5 uds (140 g)
Azúcar 70 g
Azúcar glasé 230 g
Almendra molida 120 g
una pizca de sal
colorante alimenticio

Elaboración:

Monta las claras de huevo con el azúcar normal durante 8 o 10 minutos hasta que queden
bien firmes, añade el colorante deseado al final. Para hacer los macarons de chocolate, por ejemplo, debes utilizar colorante marrón (el color obtenido en las claras quedará más claro una vez horneados los macarons así que poner un poquito más del que “se ve”).

Mientras se montan, pesa, tamiza y mezcla el azúcar glace, la sal y la almendra molida.

Cuando las claras estén listas, mezcla el azúcar glace con las almendras molidas poco a poco echándolas por encima con el tamiz.

El mezclar las claras con el azúcar y los otros ingredientes se llama “macaronage”. Hay que conseguir el punto perfecto en la masa: ni muy espesa ni muy líquida. Cuanto más lo mezclemos más líquida se hará.

Ahora mételo en una manga pastelera. Precalienta el horno a 150º C.

Prepara una placa de horno con papel vegetal o de asar antiadherente y haz
bolitas con la manga pastera encima. Es importante que dejes bastante espacio entre ellas ya que luego caerán un poco y no deben tocarse. También es importante intentar no dejar puntas. Deben quedar lo más lisas posibles. Una vez llena la placa, da un par de golpes contra la mesa por cada lado para sacar el aire encerrado dentro de los futuros macarons, si no se saca bien el aire saldrán grietas.

Cuando el horno esté caliente, mete la bandeja y deja cocinar durante unos 12 o 18 minutos.

Si al sacarlos y al apretarlos suavemente con el dedo se mueven sobre la base les falta un poco de cocción. Una vez listos, déjalos enfriar encima de la placa.

Montaje:

Para cerrar los macarons hay que buscar 2 partes que se parezcan en tamaño y forma. Una vez que tengas hechas todas las parejas, rellénalas con la ayuda de una manga pastelera o una cuchara con tu relleno preferido.

Relleno de Fresa

Chocolate blanco 300 g
Fresas sin pedúnculo y lavadas 225 g

Elaboración:

Calentar las fresas en trocitos en una olla pequeña a fuego lento hasta que empiecen a echar bien de líquido. Tritura bien las fresas con una batidora o en la thermomix y, en ese momento, añade el chocolate en trocitos y remueve con una espátula hasta que se derrita y tritura un poco más. Reservar al menos 3 horas en la nevera para rellenar los macarons.

Ya tienes listos tus macarons y ahora a…¡disfrutar!

Y como el saber no ocupa lugar…estos libros ampliarán tus conocimientos reposteros:

0 comentarios en “Repostería francesa: MacaronsAñade el tuyo →

Deja un comentario