Estafas, engañifas y otras mentirijillas de la cocina moderna

El disfraz, la fantasía, las trampas visuales… Antes de que termine el Carnaval demos un repaso a algunos de los mejores trampantojos del año

¡Qué sería de la alta cocina sin otras disciplinas! El día que a la llamada ‘cocina creativa’ se le ocurrió aplicar la técnica pictórica de los trampantojos comenzó una nueva era de creatividad que explosionó en el plato con formas que querían ser pero no lo eran, es decir, mentiras visuales que sorprendía y en alguna ocasión emocionaban a los comensales ávidos de salir de la monotonía y el aburrimiento en la cocina.

Según el nuevo Diccionario de Gastronomía que acaba de publicar la editorial LID y en el que parte del equipo de A PUNTO hemos colaborado con mucho gusto, el término Trampantojo es: “la técnica que se caracteriza por intentar engañar a la vista para que vea un elemento diferente al presente. En la cocina, consiste en hacer creer al comensal que está viendo un alimento , pero al saborear resulta ser otro diferente. Esta técnica se considera el suman de la cocina creativa”

Así que quién no esté dispuesto hoy en día a ser engañado no sabe muy bien lo que se está perdiendo. Aquí os dejamos algunos de los trampantojos que más nos han gustado en los últimos años  ¡Feliz Carnaval!

Queso de Albert Adrià en Tickets

Tengo que decir que lo que más me sorprendió de Tickets fue la sala de gastronomía. El espacio de sueño culinario donde Albert creo que se muestra en estado puro. Vamos que yo lo salado me lo saltaba con mucho gusto. Fue en Tickets donde probé su Torta de queso y casi me desmayo. no puedo olvidarla

Brioche de Kiko moya en L’Escaleta 

Kiko es uno de los grandes cocineros del Levante. Su restaurante es uno de esos sitios que buscas y pierdes, que tardas en coger señal con el GPS pero cuando llegas… comprendes que hay pequeños paraísos en este planeta tierra. El brioche es fruto de un artífice de la cocina, de una persona con sensibilidad y conocimiento. Te lo sirve en un bol de metal y hasta que no metes cuchara no comprendes eso de ‘llorar por y durante una comida’

 

La cesta de pic nic de Eneko Atxa 

Que a Eneko se le haya dado el premio del mejor chef de España hace poco más de tres meses es un retraso para alguien que es el mejor chef no solo de nuestro país sino uno de los pilares de la gastronomía mundial. Para A PUNTO Arzumendi es una de esas casas con las que soñamos volver con la mayor brevedad posible. Uno de sus trampantojos fue para nosotros la fantasía de la cocina

Las rosas de Quique Dacosta

Si hay un artífice del trampantojo, éste es Quique Dacosta. Sentarte en su restaurante es el viaje a un mundo de fantasía que juega con los sentidos, que provoca y evoca. La cocina de vanguardia llevada a la búsqueda de las emociones, así es la cocina de Quique. Recuerdo con mucho cariño estas rosas de manzana bañadas en granadina… una genialidad refrescante y fantástica en boca.

 

La mazorca de Jesús Almagro 

Es un lujo que un gran cocinero como Jesús Almagro se haya animado a hacer de su casa una pequeña y acogedora taberna próxima al Parque del Retiro madrileño. Mesteño Bar es un gozada de lugar donde se puede comer ‘alta cocina’ en miniatura. Hay una suerte de platos que no se le escaparía al más exigente y gourmet de los comensales pero su mazorca es especial… hay que romperla para descubrir el foie maravilloso que lleva dentro. Un logro.

 

Si te gusta lo visual, sigue nuestro canal de youtube .

0 comentarios en “Estafas, engañifas y otras mentirijillas de la cocina modernaAñade el tuyo →

Deja un comentario