Día Mundial del pistacho

Desde 2017, cada 26 de febrero se celebra el Día Mundial del Pistacho, un fruto seco que además de estar repleto de cualidades saludables, es un versátil ingrediente que puede formar parte de platos tanto dulces como salados. ¡Conoce un poco más de él y atrévete a incorporarlo en todo tipo de recetas!

Origen y producción

El árbol del pistacho recibe el nombre de alfóncigo –o pistachero- y es originario de Oriente Medio donde se cultiva desde la antigüedad, además de en todo el Mediterráneo. Se atribuye a los romanos la expansión de su cultivo, que luego continuarían los árabes.

La leyenda cuenta que proveía de buena fortuna a los amantes que se cobijaran bajo sus ramas y también se le atribuía carácter real y divino.

Hoy, los principales productores de pistacho del mundo son Irán, Estados Unidos –California-, Turquía, Siria y China.

En España, después de desaparecer en la Edad Media, se reintrodujo a finales de la década de los 70 y principios de los 80 del siglo XX, y ya se cultiva también en muchas zonas. Castilla-La Mancha representa el 80% de toda la producción nacional, mientras que Andalucía, Castilla y León y Extremadura concentran el resto.

Es un cultivo que tarda 6-7 años en dar sus frutos y los gastos previos de cuidados intensivos son considerables pero cuando comienza a ser productivo, su rentabilidad es más alta que otros productos como la uva, el cereal o la oliva. Se da muy bien en climas secos ya que necesita poca agua.

Una vez que se recoge el fruto del árbol, en 24 horas hay que quitar la tela que recubre la cáscara, secarlo, tostarlo y salarlo. Tradicionalmente se secaban al sol pero en la actualidad se hace en grandes hornos. Cuando se seca, la semilla del pistacho hace presión sobre su cáscara provocando que se abra ligeramente de forma natural.

Un aliado para la salud

Los frutos secos, en general, aportan multitud de beneficios a nuestra salud. Los pistachos ayudan a regular los niveles de colesterol. Al contener proteínas vegetales, fósforo, magnesio y potasio, contribuye a reducir la presión arterial y la frecuencia cardíaca. Son una importante fuente de vitaminas, contienen pocas calorías y son cardiosaludables.

Favorecen el tránsito intestinal, gracias a su contenido en fibra, y poseen grandes propiedades antioxidantes. Además, regulan los niveles de glucosa en sangre y mejoran la resistencia a la insulina por lo que está indicado en casos de diabetes. También es destacable su poder tanto saciante como energético.

¿Dulce o salado?

Se puede comer pelado, solo como aperitivo tostado y salado sin más, pero el sabor y la textura del pistacho nos permiten utilizar este fruto seco en las recetas más diversas, sobre todo dependiendo de la variedad (las más extendidas son larnaka, kerman y sirora).

Tradicionalmente ha formado parte especialmente de la repostería y así encontramos los famosos pastelitos árabes baklava o los cannoli sicilianos: los primeros hechos con pasta philo, almíbar y este fruto seco y los segundos unos canutillos de masa rellenos de queso ricotta, frutas confitadas y pistachos. Sin olvidar el archifamoso helado y los turrones que se elaboran con este producto.

Además, se emplea para rellenos y salsas, y o en emblemáticos embutidos como la mortadela italiana con pistachos o la cabeza de jabalí elaborada con lengua, cabeza y morro, vino, especias y también el preciado pistacho. En la India se tritura y con el polvo resultante se condimentan arroces, legumbres y todo tipo de vegetales.

También es delicioso en vinagretas, salsas como el pesto -cambiando los piñones- o cremas, como este Ajoblanco de pistachos.

 

Sigue todos nuestro programas en nuestro canal de YOUTUBE 

 

0 comentarios en “Día Mundial del pistachoAñade el tuyo →

Deja un comentario