Curiosidades sobre la lamprea, el pez «vampiro»

Amado y denostado a partes iguales, la lamprea no deja indiferente a nadie. Estamos en plena temporada de este animal que está considerado el más antiguo del planeta y que se alimenta de la sangre de sus presas. Es uno de los productos más apreciados por los gastrónomos. Su escasez y temporalidad también alimentan esta pasión.

¿Pescado o carne?

Es un pescado azul con sabor similar a algunos platos de caza. Vive en el mar y se reproduce en el río donde también muere. Su piel es lisa, está recubierta de una sustancia viscosa –el limo- que hay que eliminar mediante varios escaldados y no tiene escamas, ni espina –en su lugar una espina dorsal cartilaginosa-. Las lampreas suelen medir entre 80 y 120 centímetros y pueden llegar a pesar unos 2,5 kilos.

Animal voraz

De cierta similitud con la anguila o con una serpiente, el cuerpo de la lamprea es alargado, con dos aletas dorsales situadas en el tercio posterior, una pequeña aleta caudal y siete agujeros bajo sus ojos. En su boca, con forma de ventosa y sin mandíbula, destacan sus pequeños y afilados dientes y su áspera lengua. Sirven para capturar presas vivas a las que se fija y de cuya sangre y carne se alimenta.

Especie prehistórica

El origen de la lamprea data de hace 400 ó 500 millones de años, mucho antes de que existieran los dinosaurios. Y ya se consideraba una exquisitez por los romanos –que trasladaban en ánforas y conservaban en viveros- y era uno de los alimentos preferidos por César. Es uno de los seres más primarios y menos evolucionados de la historia.

En España, la lamprea es gallega

Se pesca sobre todo en Galicia –entre enero y abril- y su capital mundial es la localidad de Arbo (Pontevedra) por donde pasa el río Miño. Allí se capturan estos pescados, además de con arpón y con redes de deriva, mediante unas construcciones primitivas de piedra y hierro (los pescos o pesqueiras). Funcionan como obstáculos perpendiculares a la corriente del río que las lampreas no pueden salvar, así, cuando intentan pasar a través de los poyos de la pesqueira, quedan atrapadas en redes –butrones– colocadas por los de Arbo con toda su astucia.

Fiesta gastronómica de la lamprea

Declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional, se celebra en Arbo desde 1960 a finales de abril, y en ella se ofrecen degustaciones a precios populares de varias elaboraciones a base de lamprea y vinos del Condado –estamos en el corazón de la Denominación de Origen Rias Baixas-. En el mes de agosto también tiene lugar, desde 1996, la fiesta de la lamprea seca que nació para desestacionalizar el consumo de este producto.

Hay un Centro de Interpretación do Viño e da Lamprea que explica, a través de fotografías y herramientas, la gran vinculación de los arbenses con estos dos productos.

En la cocina

La receta de lamprea más popular se hace con su propia sangre y vino tinto (en Galicia “al estilo de Arbo”, y en Francia “a la bordelesa”) pero también se puede cocinar frita, en empanada, seca y ahumada, rellena, a la brasa o guisada de otras formas. Su precio lo fija la ley de la oferta y la demanda, ya que no pasa por lonja, esta campaña se está pagando por ahora entre 30 y 50 euros la unidad –las primeras de la temporada anterior alcanzaron los 150 euros-.

En este vídeo te enseñamos cómo preparan en el Grupo Combarro la lamprea al estilo de Arbo, uno de los pocos sitios fuera de Galicia donde puede comerse este peculiar animal.

Aprende más sobre pescados. No te pierdas nuestro próximo Curso de cocina del mar, los pescados: cortes, técnicas y limpiezas.

Dicen que la lamprea tiene cierto sabor a caza, te enseñamos técnicas y trucos para prepararla en nuestro próximo Curso de cocina con caza.

Te esperamos también en nuestro canal de Youtube, donde encontrarás información, reportajes y entrevista sobre gastronomía, vino y otras bebidas, técnicas de cocina, ingredientes, etc.

 

0 comentarios en “Curiosidades sobre la lamprea, el pez «vampiro»Añade el tuyo →

Deja un comentario