“Cocinando El Prado”, un diálogo entre pintura y gastronomía

Por el

Almudena Montero

El hotel Westin Palace y su Chef Ejecutivo, José Luque, han querido homenajear al Museo del Prado en su bicentenario con una iniciativa gastronómica que se puede ya degustar en el restaurante La Rotonda del emblemático hotel. Hablamos de Cocinando El Prado, un diálogo entre pintura y gastronomía.

El Museo del Prado abrió sus puertas el 19 de noviembre de 1819, y su bicentenario es un acontecimiento crucial dentro de la agenda cultural madrileña de 2019. Para celebrarlo, José Luque, que además de ser el Chef Ejecutivo del Palace también es uno de los profesores de nuestra escuela de cocina, ha elegido 6 cuadros muy representativos del museo, y ha creado 6 platos inspirándose en ellos.

Sangría de frutas de temporada

Como no podía ser de otra manera, para comenzar su homenaje al Museo del Prado, José Luque ha elegido una pintura de Velázquez, “El triunfo de Baco“. El chef propone una sangría de frutas de temporada para abrir este menú, que es el resultado de un diálogo entre el arte y la gastronomía.

Carpaccio de gamba blanca con algas y cítricos de Valencia

Con este plato ha interpretado Luque la obra de Sorolla Chicos en la Playa. Aquí el chef ha querido plasmar el efecto del destello de la luz en el agua del Mediterráneo, que tanto interesó al pintor.

Lubina desnuda al pil pil sobre cama de patata

La maja desnuda, una de las obras más célebres de Goya, es la elegida por José Luque para el plato de pescado. Aquí el chef desnuda de su piel a una lubina, y la acuesta sobre una cama de patatas.


“Gola” de musaka y jugo de ouzo

Para su cuarto plato, Luque ha elegido El caballero de la mano en el pecho de El Greco y, fijándose en la gorguera blanca que lleva el protagonista en el cuello, ha elaborado un volován plateado de hojaldre relleno de moussaka y jugo de Ouzo, aludiendo a los orígenes griegos del pintor.

Algodón de azúcar con cacao

Agnus Dei, la obra de Zurbarán, es la elegida para el pre postre, por la enorme capacidad del pintor para recrear texturas. Por ello, Luque ha creado un algodón de azúcar con cacao, que recuerda a la lana del cordero de la pintura, una de las más elegantes y representativas del barroco español.

El jardín del chef

Por último, la tabla central de El Jardín de las Delicias es la pintura que cierra este menú, donde el chef utiliza las diferentes texturas de los frutos rojos, los pétalos y el chocolate para homenajear a esta obra maestra tan representativa del museo.

Este menú se podrá disfrutar a un precio de 48 euros. Para reservas en el teléfono 91 360 7667 o por email: resevas.palace@westinhotels.com

Deja el primer comentario.

Deja un comentario