Razones para amar el vermú

Recuerdo a mi abuelo haciendo vermú en casa. Vermú rojo. Después de muchos años, encontré su receta escrita con mi pueril letra en el cuaderno de cuadros.

El vermú... recuerdo a mi abuelo haciendo vermú en casa. Vermú rojo. Después de muchos años, encontré su receta escrita con mi pueril letra en el cuaderno de cuadros y espiral continua donde yo, a mis diez años, escribía las cosas que me importaban. Aquí os dejo la receta de mi yayo:

El vermú del yayo

Ingredientes:

  • 2 botellas de vino tinto joven
    La piel de una naranja
    La piel de un limón
    3 bayas de enebro
    1 cucharadita de flores de manzanilla
    2 cucharaditas de ajenjo seco
    1 cucharadita de raíz de geneciana seca
    ½ cucharadita de saúco seco
    ½ cucharadita de centauro seco
    1 vaina de cardamomo
    2 tazas de jerez seco o dulce

Elaboración

Colocar todos los ingredientes menos el jerez en una olla y dejamos reposar en un lugar oscuro durante 3 o 4 días.
Cuando la mezcla tenga el punto deseado retiramos las hierbas, añadimos azúcar si es necesario e incorporamos el jerez seco o dulce según nuestro gusto.


Igual que en España tenemos esa maravillosa manía de ‘irnos de cañas’ también ahora estamos adquiriendo la bonita costumbre de ‘ir de domingos de vermú’. Hoy en día saber de vermú es la orden del día: “A mí me gusta más con rodaja de naranja” … “éste es más espaciado” … “por mí me quedo con el vermú sin sifón con una sola piedra de hielo”… Sin duda, ese vermú de mi abuelo es hoy tendencia y eso significa que ha pasado de ser una bebida un tanto ‘viejuna’ a ser absolutamente ‘vintage’ y post moderna ¿quién no se apunta a vivir una ruta del vermú en toda regala?

Hay más de mil razones para amar el vermú, para dejarse llevar un día de domingo por las callejuelas sombreadas de Madrid e ir de cata en cata degustando los grandes vermús de la ciudad. Por ello, aquí os dejamos un mapa de ruta de aquellos lugares que a los que nos gusta ir a tomar y disfrutar del vermú. La ruta la ha trazado nuestro compañero y excelente conocedor del vermú, Antonio Castillejo. En esta ocasión nos quedamos en el barrio: Chueca y Malasaña. Pero a lo largo del año os iremos descubriendo más.

Aquí nuestra RUTA DEL VERMÚ A PUNTO

La Ardosa. Vermú artesanal Zeccini de grifo. Una delicia maridarlo con su Gilda. De las ortiguillas ya ni hablamos y la tradicional tortilla de patatas y el salmorejo. Desde 1892 haciendo las delicias del barrio. Ojo, los fines de semana ¡está a reventar!

Calle Colón, 13 (Metro Tribunal). Horario: de lunes a viernes de 11:45 a 2:00; sábados y domingos hasta las 14:30. Precio: 1,65€

Stop Madrid. Abierto al público como tienda de ultramarinos en 1902 y como bar desde hace veinticinco años, sirven vermú Miró de grifo traído de Reus  con una rodajita de naranja. Patatas fritas con mejillón gigante de tapa y para seguir, unas anchoas extraordinarias, lomo de orza, quesos manchegos…

Calle Hortaleza, 11 (Metro Chueca y Gran Vía). Horario: todos los días de 12:00 a media noche. Precio: 2,20 €.

Taberna Angel Sierra. Abierto en pleno corazón de Chueca desde 1917, su grifo de vermú Iris  servido con un golpe de seltz acompañado de la típica y siempre deliciosa banderilla es un clásico entre los clásicos.

Calle Gravina, 11 (Metro Chueca). Horario: de domingo a jueves de 12:00 a 02:00; viernes y sábados hasta 3:00. Precio: 1,70 €.

Casa Camacho. Un clásico. Con el casticismo en el ADN desde 1928, Casa Camacho, taberna de esas en las que el paso de los años se detuvo el día que levantaron el cierre por primera vez,  es, más que el reino del vermut, el reino del “yayo”: vermú, ginebra y casera…¡Ahí lo dejo!  Antiguas tinajas contemplan a la gente del barrio “de toda la vida”, alternando con parroquianos de otras zonas que no perdonan esta parada, con los más modernos de los modernos y con guiris que se preguntan si es cierto lo que están viendo mientras disfrutan de su vermut, su berenjena de Almagro, su pepinillo con anchoa o los encurtidos de toda la vida.

Calle San Andrés, 4 (Metro Tribunal o Bilbao). Horario: de 11:00 a 03:00. Precio: 2 €

El 2 D. En plena Plaza del Dos de Mayo y abierto desde 1979, sirven, tanto en la taberna como en la deliciosa terraza, vermú Zarro de grifo con su rodaja de naranja que acompaña perfectamente a muchas de sus tapas más especiales como las migas con chorizo o las patatas con choco.

Calle San Andrés 18 (Metro Tribunal). Horario: de 13:00 a 02:00 y los fines de semana de 11:30 a 2:30. Precio: 2 €

Vacaciones Cocktail Bar. Desde su apertura en septiembre de 2013, este bar con decoración y ambiente de chiringuito playero en el centro de Madrid se ha convertido en parada obligatoria para disfrutar de su vermú negro Casa Mariol con naranja, oliva y sifón. Para picotear, nachos mexicanos, pollo tikka masala, hummus …

Calle Espíritu Santo, 15 (Metro Tribunal). Horario: de 9:00 a 1:00 y los fines de semana hasta las 2:00. Precio: 3 €.

Y si te quedas con ganas de más marcha… No te lo pienses y vente a pasar un domingo con nosotros a A PUNTO. No solo haremos nuestro vermú casero casero, como el de mi yayo, si no que además aprenderemos un poco sobre tapas y armonías ¿Cuáles son las armonías más perfectas entre tapas y vermús? De esto aprenderemos en A PUNTO… yo ya estoy soñando con ese airbag de boquerones en vinagre que tan ricos prepara nuestra chef Carol Vázquez y que nos enseñará a hacer en casa el próximo domingo. APÚNTATE SON PLAZAS LIMITADAS.

Ah… y si quieres saber todo sobre el vermú, desde la LIBRERÍA A PUNTO nos recomiendan lo último en libros sobre esta deliciosa bebida.

vermouth teoria-y-practica-del-vermut

Por si os quedan dudas…

0 comentarios en “Razones para amar el vermúAñade el tuyo →

Deja un comentario