Ramón Freixa y la receta de la felicidad

Ramón Freixa y la receta de la felicidad

Sara Cucala

Últimamente me ronda por la cabeza el término Mood Food. Por un lado porque un gran amigo como Miguel Ángel Almodovar acaba de traernos a España un recopilatorio de recetas que intentan dar forma a ese concepto de ‘la cocina de la felicidad’ o de ‘ser felices comiendo’ o ‘comer y ser feliz’. Quedaros con el término porque estoy segura que este 2013 va a ser muy Mood Food.

Por otro lado, el ser feliz con, para, por la gastronomía me lleva al recuerdo de la última vez que me senté a la mesa de Ramón Freixa. Una sala un tanto rococó, envuelta en espejos, dorados, negros, lámparas fastuosas y camareros deambulando juventud de un lado y otro de una primera sala con apenas seis hermosas mesas. Ramón derrocha su tiempo en cada una de ellas, él es el que coge las comandas antes de perderse en la cocina. En Ramón Freixa se come lo que Ramón Freixa deduce de la charla con sus comensales qué es lo que estos quieren comer. Entrar en un dos Estrellas Michelín nos lleva a querer vivir experiencias, a moodfoodtear todo y más, si nos dejan. Los menús no te dicen lo que llevan, solo te hacen una suma sencilla de entrantes + primero + segundo + postre… y así tres o cuatro combinaciones diferentes a elegir.

Yo me quedé con la suma cuyo resultado era = Ramón Freixa… ¿Cómo estar en la casa de este gran cocinero y no degustar su locura sabia?

Sentarse a la mesa de Ramón significa sorprenderse cada vez que llegan los pequeños platos: algunos, recreaciones de los sabores de su tierra; otros, reinterpretaciones de  recetarios tradicionales… Ramón no se olvida de quién es y de donde viene.

No sabes lo que vas a comer hasta que llega, no conoces el nombre de los platos hasta que los camareros te lo cantan; no descubres la carta hasta que te llega la cuenta, entonces te recuerdan qué es lo que has comido.

Me gusta esa capacidad de sorprender. Por eso, cuando Ramón me dijo que estaría con nosotros el próximo 28 de enero, compartiendo fogones con la gente de A PUNTO, me dio un vuelco el corazón y pensé ¡qué lujo!; pero cometí un error, el de preguntarle ¿y qué haremos? … la respuesta fue rápida y clara: “Sara, ¿cómo qué haré?, el menú de Ramón Freixa

Podría contar más, pero no puedo ni quiero porque seguramente acabaré equivocándome en algún plato o engañando a unos paladares que este curso, como si se sentaran a la mesa con Ramón, llegarán a nuestra escuela dispuestos a ser felices, a dejarse sorprender, a practicar el Mood Food.

RAMÓN FREIXA estará en la escuela de cocina A PUNTO (Pelayo, 60) el próximo día 28 de enero, lunes, a las 19.30 horas. Elaboraremos un menú de temporada de dos Estrellas Michelín y después de cocinar, nos quedaremos a cenar con una caprichosa selección de vinos de nuestra bodega. Un lujo!!! Reserva tu plaza

Ramón Freixa

0 comentarios en “Ramón Freixa y la receta de la felicidadAñade el tuyo →

Deja un comentario