Oyako Don

Oyako-Don

Si el concepto “arroz con cosas” nos hace pensar a los españoles en una receta de paella valenciana que va desde lo poco ortodoxo a lo directamente delirante, para los japoneses es una de las bases de su gastronomía: el donburi, un cuenco de arroz sobre el que se sirven ingredientes diversos y que, dependiendo de los ingredientes, se llamará de una manera o de otra. El oyako-don es un tipo de donburi que puede variar mucho la receta según la región, la temporada o el propio cocinero; pero que siempre comparte dos ingredientes fundamentales: el pollo y el huevo. De ahí su nombre, puesto que oyako significa, literalmente, “padre” e “hijo”. A veces, la vena poética de la cultura japonesa se tiñe de cierto sentido del humor un poco siniestro.

Ingredientes:

Para el arroz:

500g (2 ½  tazas) arroz de sushi

600ml 2 ½ tazas de agua

Para la vinagreta del arroz:

75ml (5 cucharadas) de vinagre de arroz

30g (2 cucharadas) de azúcar

18g (1 cucharada) de sal

 

200g Carne de contramuslo de pollo, deshuesado

1 taza de Dashi

2 Cucharadas grandes de azúcar

1 Cucharadas grandes de Mirin (Si hay)

1 Cucharadas grandes de Sake (Si hay)

3 Cucharadas de salsa de Soja,

1 Cucharaditas pequeña de sal

1 Cebolla

2 Huevos

Elaboración:

Lo primero es preparar el arroz y, para ello, hay que comenzar lavándolo. Echamos el arroz en la cazuela en la que vamos a cocinarlo y la llenamos con agua fría. Masajeamos el arroz sumergido en el agua con los dedos hasta que ésta se ponga blanca, entonces escurrimos el arroz. Volvemos a meterlo en la olla llena de agua limpia y repetimos el proceso unas ocho veces o hasta que el agua salga limpia.

En ese momento, escurrimos completamente el arroz con ayuda de un colador. Es una técnica monótona y pesada, pero en ella está el secreto de la textura del arroz perfecta. Añadimos a la olla la cantidad de agua que indica la receta y dejamos el arroz en remojo por lo menos 30 minutos. De esta manera, eliminamos gran parte del almidón, ideal para un correcto punto de cocción.

Pasado el tiempo de remojo, llevamos la cazuela tapada a fuego fuerte. Cuando empiece a salir vapor por los laterales de la tapa, bajamos rápidamente el fuego y cocinamos durante 10 minutos.

Después, retiramos del fuego sin destapar y dejamos reposar durante 15 minutos. Posteriormente, echamos el arroz en una fuente grande y aliñamos con la vinagreta mientras removemos con una espátula de madera. Es recomendable abanicar mientras se mezcla la vinagreta, para que se  enfríe más rápidamente. El arroz debe tener un aspecto brillante y estar a temperatura del cuerpo (35 a 40ºC) a la hora de manipularlo.

Para preparar la vinagreta tenemos que mezclar bien todos los ingredientes en un cuenco con ayuda de una varilla. Si hay cierta prisa, podemos poner la mezcla un momento a fuego fuerte para facilitar que los ingredientes se integren.

De este arroz tomamos aproximadamente una taza para preparar el oyako-don.

Oyako-don

La receta del oyako-don propiamente dicha requiere cortar los ingredientes en la medida adecuada, de modo que comenzamos cortando la cebolla en julianas finas y la carne en trozos pequeños de un bocado. Después, calentamos una taza de Dashi en una sartén y, cuando empiece hervir, añadimos tres cucharadas de salsa de soja, dos cucharadas de azúcar y un poco de sal. Incluimos también, si hay, una cucharada de mirin y otra de sake y esperamos a que hierva de nuevo.

Cuando la salsa esté caliente, añadimos la cebolla y la carne cortada y cocemos todo durante ocho o diez minutos hasta que la carne y la cebolla queden blanditas. A continuación, batimos los huevos  y, tras bajar el fuego a la mitad, añadimos a la sartén la mitad de cantidad del huevo batido y tapamos. Tras unos minutos, añadimos la otra mitad del huevo batido y apagamos el fuego cuando el huevo esté en el punto que más nos guste.

En un cuenco, servimos el arroz recién hecho y colocamos los huevos, el pollo y la cebolla encima del arroz con la ayuda de una cuchara.

Como decíamos antes, existen múltiples combinaciones de ingredientes para los donburi. Un ejemplo es el “Ajeno Don” (Tannin Don) que se prepara con carne de cerdo en lugar de la de pollo y huevo con la misma elaboración. El nombre vuelve a venirle al pelo: desde luego, el cerdo es un padre bastante ajeno para el huevo.

0 comentarios en “Oyako-DonAñade el tuyo →

Deja un comentario