Locos por el humo

De sobra sabemos la importancia que ha tenido el fuego desde su origen para la humanidad. Sin el, probablemente yo no estaría escribiendo estas líneas ni tú leyéndolas.

Desde el descubrimiento del fuego, accidental como muchos otros, aquel hombre comenzó a cocinar los alimentos crudos sobre su improvisada hoguera y, seguramente, un día…un descuido -o la pereza por haber comido demasiado- hizo que olvidara algunas piezas de caza sobre unas brasas casi apagadas impregnando esa carne -o pescado- del humo que se desprendía de ellas. Y seguramente, al despertarse de su merecida siesta se dio cuenta de que esos alimentos que se habían impregnado del humo se conservaron mejor que los que no estuvieron expuestos a el.

De esta manera, posible y accidentalmente, se descubrió que los alimentos ahumados tardaban mucho más en descomponerse y que además…mejoraban su sabor.

MUCHO MÁS QUE CONSERVAR ALIMENTOS

Por suerte, ya no es necesario utilizar esta técnica para conservar los alimentos ni ninguna otra como el secado, el deshidratado, los escabeches, los salazones…para eso inventamos la nevera y el congelador. Pero para lo que sí utilizamos estás técnicas tan antiguas es para darle ese sabor diferente y especial a ciertos alimentos.

Ahumar puede parecer sencillo, pero requiere cierta pericia y conocimientos. Podemos ahumar en caliente o en frío. El caliente se realiza entre 70-110°C y se va cocinando el alimento mientras se va ahumando. Por el contrario, el ahumado en frío, se realiza entre los 10 y 30° y a diferencia del ahumado en caliente no cocina los alimentos, un ejemplo típico es el ahumado de quesos o el ahumado típico de salmón crudo.

Para ahumar hay que evitar utilizar maderas resinosas como el pino y utilizar maderas como el roble, el haya, el cerezo, el peral o la vid que aportarán diferentes matices de sabor, olor y coloración a los alimentos.

Hablar de lo que es el humo, de su composición y de los efectos que produce en los alimentos podría llevar horas por lo que si quieres saber todo lo relativo a la técnica de ahumar no puedes perderte nuestro curso de Ahumados de la tierra al mar, aprenderás a preparar sofisticadas elaboraciones que seguro que te sorprenden tales como:

Salmón ahumado tradicional
Patata azul ahumada
Espárragos verdes risolados y ahumados
Pollo tempanyaki con salsa japonesa
Natillas al whisky con madera de Jack Daniels

EN LIBRERÍA

Si quieres seguir aprendiendo sobre esta ancestral técnica de cocina te recomendamos, entre otros, estos libros que calmarán tu sed de aprender todo sobre los ahumados:

libros

Curados y Ahumados

Cómo hacer salazones, ahumados y embutidos

Modernist Cuisine at home. En el segundo tomo hay un capítulo dedicado al ahumado y, aunque no incluye recetas, a nivel técnico es muy recomendable.

La cocina y los alimentos de Harold McGee. Quién tiene este libro tiene un tesoro, poco más que decir.

AHUMA EN CASA

En casa también puedes hacer tus pinitos y comenzar a ahumar platos de forma sencilla con estos productos que encontrarás en nuestra tienda:

superAladin Súper Ahumador: Un ahumador discreto para ahumar en casa con resultados óptimos.

 

aladin-10-0001Aladin Ahumados Instant Smoker: Un ahumador que permite introducir el humo en envases cerrados con la finalidad de ahumar al momento pequeños espacios, o alimentos en poco tiempo, personalizando con los aromas escogidos cualquier alimento.

 

122314Humo en polvo de Home Chef: ideal para dar un sabor a leña quemada a tus elaboraciones.

0 comentarios en “Locos por el humoAñade el tuyo →

Deja un comentario