El secreto de las algas

En muchos de nuestros destinos veraniegos de costa, las algas van a estar muy presentes en mucho platos. Queremos que conozcas todos sus secretos para que puedas disfrutar de este sano alimento. Veamos cuál es el secreto de las algas.

¿Sabes qué son las algas?

Las algas son un conjunto muy variado de vegetales que viven ligados a la vida acuática, al menos en algún momento de su vida. La luz solar es su fuente de energía.
En el agua del mar encuentran todos los elementos necesarios para su desarrollo.

Miles de formas y colores

Las formas de las algas son muy variadas: láminas, cintas, cilindros, filamentos y arbustos. Las más simples están constituidas por una sóla célula. Las más complejas son pluricelulares y la estructura de su cuerpo recuerda a los vegetales terrestres.

Su gran riqueza cromática se puede agrupar en cuatro gamas básicas de colores: verdes, rojas, pardas y verde-azuladas.

¿Dónde viven las algas?

En todos los mares y océanos del planeta: en el agua salada viven las principales algas que se utilizan en la alimentación humana, aunque también encontramos algas en los ríos, lagos y otros lugares de agua dulce; hasta en cualquier superficie que permanezca húmeda durante un tiempo se puede desarrollar alguna población de algas.

Algunas algas viven flotando en el agua, es lo que se llama fitoplacton, elemento básico en la alimentación de los peces. Otras, viven fijas a un sustrato u a otras algas, son las algas bentónicas.

Generalmente no viven aisladas, sino que forman grandes poblaciones que forman hermosos bosques bajo el agua.

¿Para qué se usan las algas?

Desde muy antiguo el hombre utiliza las algas. Su diversidad y cualidades las hacen susceptibles de ser utilizadas en alimentación, agricultura, cosmética y medicina.

Hoy se sabe que ya el hombre prehistórico supo apreciar las bondades de las algas como alimento: sanas, ricas y nutritivas. A lo largo de la historia algunas sociedades las incorporaron en su dieta habitual, convirtiéndose así en un alimento común y tradicional en su cocina: grandes áreas del continente asiático, Chile o la Bretaña francesa, son algunas de las más conocidas.

En la industria alimentaria es muy común, y está ampliamente extendida, la utilización de extractos de algas (E-400; E-405) como ingredientes en la elaboración de alimentos como: yogures, mermeladas, etc.

El uso de las algas en agricultura es tradicional en las zonas costeras. Los agricultores recolectan los arribazones (algas depositadas en las playas por el agua del mar) para incorporar, en los campos de cultivo de hortalizas.

La industria farmacéutica y cosmética se beneficia también de las bondades de las algas.

En la fabricación de cosméticos está muy extendida la utilización de determinados extractos con objeto de mejorar las cualidades mecánicas del producto. Pero, aún más interesante es el hecho de que las algas contienen moléculas que activamente participan en los efectos beneficiosos que ofrecen determinados cosméticos.

Las algas también colaboran con la industria farmacéutica en la elaboración de medicamentos. Actualmente, se estudian moléculas presentes en las algas que son activas en procesos tumorales, en procesos de regulación del colesterol y otras enfermedades o alteraciones comunes. Además de los beneficios curativos, las algas son muy saludables y su inclusión en la dieta puede prevenir la aparición de numerosas alteraciones fisiológicas.

Alimentación y cocina

En el mundo se comercializan muchas especies de algas para uso alimentario. En nuestras costas encontramos muchas especies distintas de algas, sin embargo, sólo unas pocas se comercializan para uso alimentario. Son un mundo nuevo por descubrir.

Las algas se comen fundamentalmente porque son verduras muy sanas y nutritivas. Destaca su gran riqueza en vitaminas y minerales, elementos hoy escasos en los alimentos más comunes de nuestra dieta tradicional. Tienen muchos minerales y algunos de ellos, como el calcio, magnesio, hierro, fósforo, potasio o yodo, en la cantidad suficiente para cubrir un porcentaje muy amplio de la cantidad que se recomienda ingerir diariamente. Son alimentos que aportan gran diversidad y cantidad de vitaminas, como vitamina A, C o vitaminas del grupo B tan escasas y necesarias hoy en día.

Algunas son muy ricas en proteínas, por lo que se recomienda su inclusión en las dietas vegetarianas o dietas pobres en proteínas animales.

Son ricas en fibra y fitocoloides, sustancias que actúan favoreciendo la movilidad intestinal y además sacian, por lo que son adecuadas en dietas de adelgazamiento.

Son pobres en grasas e hidratos de carbono, por lo que son un alimento recomendado en dietas hipocalóricas.

Además de ser sanas y nutritivas tienen sabores, texturas y colores que las hacen muy versátiles en la cocina.

¡Nos encantan las algas!

0 comentarios en “El secreto de las algasAñade el tuyo →

Deja un comentario