El arte de mimar al pescado

Aquí os dejamos una rica receta de Dorada. Fácil, rápida y ¡triunfadora!

El próximo martes 29 de abril tenemos uno de esos cursos que más nos gustan en A PUNTO: ¿Cómo trabajar con el pescado en casa? Cortes, técnicas, limpieza y recetas riquísimas para hacer en casa y para perderle el miedo a cocina con productos de mar y de temporada.

Os animamos a participar en el curso, pero mientras tanto os dejamos con una receta riquísima de nuestra jefa de cocina Carol Trigo.

Dorada a la Sal

Ingredientes

2 dorada de unos 800 g – 1 k y 4 k de sal gorda para asar

Elaboración

Cuando vayamos a comprar la dorada, pedir al pescadero que nos la limpie para hacerla a la sal. Con una dorada de 800 g – 1 k tendremos para 2/3 personas. En general los pescados blancos como la dorada, la lubina, la corvina o el besugo quedan deliciosos con está receta.

Precalentar el horno a 225 C.

Preparar la sal poniéndola en un bol y mezclándola con agua hasta que esté lo suficientemente mojada para poder hacer una costra con ella (como si fuésemos a hacer castillos de arena en la playa).

En una fuente de horno amplia, poner un poco de papel de plata en el fondo (así es más fácil de limpiar luego) y hacer una cama de sal con la forma del pescado de ½ cm de espesor. Colocar la dorada encima y cubrir completamente (menos la punta de la cola) el pescado con la sal, es muy importante que quede completamente cubierto.

Para calcular el tiempo que debe pasar en el horno hay que multiplicar el peso de la pieza antes de ser limpiada (lo que nos cobre el pescadero), dividirlo entre 100 y multiplicarlo por 3… O sea, 3 minutos por cada 100 g! Una pieza de 800 g tiene que estar 24 minutos en el horno. Además una vez pasado ese tiempo, lo sacamos del horno y lo dejamos reposar 5 minutos.

Terminación y presentación

Una vez pasados los 5 minutos de reposo, romper la costra de sal con una cuchara intentando que salga en una sola pieza o el menor número posible. Es importante que la sal no toque la carne del pescado. Pelar la parte de arriba de la piel (debería poderse quitar muy facilmente) y coger la carne y servirla. Una vez que hemos terminado con el lomo de arriba retirar la espina y coger el lomo inferior.

0 comentarios en “El arte de mimar al pescadoAñade el tuyo →

Deja un comentario