El microondas: un amigo olvidado en la cocina

El microondas es uno de los electrodomésticos de cocina más infravalorados. La inmensa mayoría de la gente lo utiliza para calentar el café, la leche o el agua para la infusión. Algunos, un poco más avezados, saben que metiendo además un cuenco de agua pueden levantar el pan o la pizza del día anterior. Pero poco más- No asa como el horno, no sofríe como la sartén, no hierve como el agua.

¿Qué hace un microondas? Pues, en esencia, calentar el agua de los alimentos de dentro hacia fuera. Esto hace que, normalmente, queden blandos y algo húmedos, puesto que el vapor de agua sigue emergiendo desde el interior. Algo poco apetecible para un paladar acostumbrado al dorado exterior y la jugosidad interior.

Pero, si nos atenemos a sus normas físicas y jugamos con sus parámetros, podemos encontrar tipos de cocción realmente novedosas, sobre todo respecto a la relación esfuerzo invertido – resultado obtenido. Podemos secar ralladuras de cítricos, deshidratar aceitunas o cocinar sin aceite en pocos minutos. Podemos hacer recetas tan fascinantes como ésta:

Bacalao confitado, hummus, pochas, pico de gallo y aire de zanahoria

 Ingredientes para 4 personas

Lomo de bacalao desalado: 1 kg

Aceite de oliva virgen extra: 500 ml

Calde de pescado: 80 ml

Para el Hummus:

1 bote de garbanzos cocidos

Tahina: 1 cucharada

El zumo de 1 limón

Sal

Aceite de Oliva

Pimentón

Un bote de Pochas cocidas en conserva

 

Para el Pico de Gallo:

½ cebolleta

½ pimiento Verde

1 tomate maduro

Aceite de oliva

Vinagre de jerez

Guindillas dulces de Ibarra

 

Aire de Zanahoria:

Licuado de Zanahoria

 

Elaboración

Empezamos cortando el bacalao en lomitos de 70 gr. Los ponemos en un plato hondo con un chorrito de aceite de oliva y otro de fumet o caldo de pescado. Tapamos con film y reservamos.

Pasamos todos los ingredientes de hummus menos el aceite por una batidora y esperamos a obtener una pasta triturada y homogénea. A continuación, seguimos batiendo mientras añadimos el aceite en un hilo para que la mezcla lo integre poco a poco. Cuando tenga una textura suave y que nos guste, dejamos de añadir aceite y reservamos.

El bacalao lo cocinamos en el microondas, en el mismo plato tapado con film durante 2 min. Pasado ese tiempo, comprobamos la cocción. Si no está al punto deseado, lo introducimos igualmente tapado durante 30 segundos más.

Picamos todos los ingredientes del pico de gallo y lo juntamos con las pochas escurridas, a la manera de una vinagreta de pochas. Reservamos un poco de pico de gallo para decorar.

Justo antes de servir, levantamos el aire de zanahoria con la turmix en un recipiente de metal, metiéndole aire al licuado a máxima velocidad y con el recipiente un poco inclinado.

Para emplatar, disponemos el hummus en el fondo del plato con las pochas colocadas alrededor de manera armónica. Distribuimos encima con mucha delicadeza los lomos de Bacalao y decoramos con el aire de zanahoria.

¿Cómo descubrir más secretos del microondas?

La clase Horno y Microondas: nuestros grandes aliados que se imparte en A Punto el 23 de octubre a las 19:30 te abrirá las puertas a todos los secretos que te queden por descubrir de estos imprescindibles de la cocina. Tienes herramientas para crear elementos de alta cocina a tu alcance. ¡Aprovéchalas!

0 comentarios en “El microondas: un amigo olvidado en la cocinaAñade el tuyo →

Deja un comentario